jueves, 8 de octubre de 2009

El Saman sigue luchando por su consolidación

Entrada al barrio el Saman de Acarigua (Foto: Aleida Asuaje)
Mario Manzanares"
>La falta de una vivienda digna y lo difícil para conseguirla en los años 80, donde solo tenían casa los mas allegados a los gobiernos de turnos, todo era por palancas, fue así que después de varios intentos un grupo de hombres y mujeres que no tenían un techo decidieron por el año 87, un mes de mayo lanzarse a la aventura y conquistar por su propio medio un lugar donde construir una casa para su familia, fue así como después de una breve reunión entre las personas sin techo se pusieron de acuerdo para cometer la invasión, la única forma conocida para lograr un techo.

Fue así como los señores Manuel Vargas hoy después de tantas luchas encabezadas por él, logra un curul como concejal, veinte años después, unidos a los emprendedores, Rogelio Romero (desaparecido), Pedro Colmenares, Freddy Vargas, Maria Delgado, el popular zapatero, Domingo Pinto, Carmen Fernández, Colpa Rodríguez (esposa del zapatero), el Sr. Peroza, entre otros sin olvidar a Roger Trujillo, gran bregador del barrio.


En virtud de lo anterior, dicha comunidad lleva ese nombre debido a que para la época en la zona existían muchos árboles de ese mismo nombre, los cuales fueron naciendo espontáneamente por la cercanía con haciendas donde el principal árbol era el Saman. Se dice que el propietario de dichas tierras era un señor de nacionalidad italiana llamado Florentino Témpano, quien las dejó abandonadas por muchos años y por ello algunas personas vieron la posibilidad de rescatarlo para formar allí una nueva comunidad


Luego de lograr el cometido de invadir los terrenos que eran propiedad del señor Florentino Témpano, era el tiempo de Lucia Barrios de Miraglia quien gobernaba, ordeno inmediatamente el desalojo de los terrenos, la policía no pudo lograr su cometido, ya que hubo una férrea lucha por los tomistas que no iban a dejar peder la oportunidad de tener su casa por la que tanto habían luchado por conseguirla.


La presidenta del concejo Municipal era la profesora Isabel de Cadevilla, quien al lado de los concejales también del mismo color político, cuando el cielo se pone incandescente por el sol, blanco como la bruma del agua, así eran estos señores, blancos, blanquitos, siempre al favor del mas poderoso, buscaron todas las maneras de sacar a estas humildes familias sin poder conseguirlo.


Cuando se realiza la toma de estos terrenos baldíos que estaban sirviendo de engorde, en el sector ya habían unas 8 familias que junto a las 36 que llegaron liderizados por el señor Abrahán Torres, logrando así el nacimiento de un nuevo barrio con cuarenta y cuatro familias, todas ellas provenientes de diferentes sectores de Acarigua que comenzaba a crecer, fue así como un primero de mayo de1987 al lado de la zona Industrial de Acarigua nacía un nuevo barrio, El Saman..


Fueron muchas las escaramuzas solicitadas por la Gobernadora Barrios de Miraglia en contra de los ocupantes de estos terrenos, ubicaron a los tomistas en terrenos de difícil acceso, sin calles por donde transitar con la simple intención de que se cansaran y dejaran nuevamente los terrenos solos y se fueran para otros barrios, ya que estos en pugna le pertenecían al señor Témpano, quien era paisano de el esposo de la gobernadora, Vito Miraglia también de descendencia italiana, pero no lo lograron.


Pero la lucha no llegaría hasta allí, las pretensiones del Sr. Témpano de recuperar sus tierras, se generaron una serie de acciones de calle, pues las familias allí ubicadas las solicitaban para la construcción de un techo propio donde vivir.


Se dijo de todo, hasta salio publicado en un medio de circulación regional que los que allí habitaban en esas barracas construidas por las humildes familias era la meca de la prostitucion, la drogadicción y la delincuencia, llegándolas a nombrarlas como las “Colmenas de Metal”, asiendo alusión a la construcción de las casas eran de zinc y metal.


Así pasaron los primeros días de estas familias que aferradas a su lucha lograron vencer en esta dura reyerta con los poderosos, tanto ejecutivos como mediáticos de la época, recuerden que era los tiempos del punto fijismo y ostentaba el poder el Presidente Carlos Andrés Pérez.


Después de esta larga lucha se pudieron lograr los linderos del mas aguerrido y populoso barrio de Acarigua, es por esto, que la comunidad El Samán está ubicada geográficamente al norte de la Parroquia Acarigua, Municipio Páez del Estado Portuguesa, limitando al Sur, con la Urbanización La Sorguera y Durigua III, al Este con la comunidad de Chirere y al Oeste con terrenos de los cuales se desconoce su propietario. Su fundación se remonta a la década de los ochenta. Cabe destacar, que el Concejal Manuel Vargas, refiere que no existe cronológicamente una fecha especifica que determine la fundación de esta comunidad, por lo que cobra vigencia la opinión de algunos de sus fundadores quienes relatan que fue en Julio del año 1986 y otros alegan que se realizó el 01 de mayo de 1987. Quedando esta última como la fecha de su fundación.


Fueron tantas las dificultades que tuvieron que sortear estas humildes familias, lo primero era dividir el terreno en pequeñas porciones de tierra, algunos incluso de una hectárea para no chocar entre si, la idea principal era albergar a 54 familias y dejar un espacio bien amplio para la escuela.


La organización de los habitantes fue primordial, en la comunidad había un solo pozo donde fueron construidas varias bateas comunales para que las damas las utilizaran en la labor de lavar la ropa, organizadamente, dichas bateas estaban debajo de unos frondosos Araguaneyes y algunas matas de mangos que servían de cobijo a las mujeres que allí hacían el quehacer de la lavadura de ropa de su familia. Era el mismo sector que los habitantes tomistas avistan el terreno dejándolo para la construcción de una escuela, que luego de varios años de ardua lucha y organización, hoy día cuentan con una moderna escuela Bolivariana, donde asisten los niños del sector.

La lucha no terminaría allí con todas estas acciones, vendrían nuevos ataques por parte de las autoridades municipales y estadales, quines apoyaban al Sr. Florentino Témpano, dueño del terreno invadido, pero no se quedaron dormidos en los laureles y salieron a la calle a la protesta organizada se tomo en diversas oportunidades el Concejo Municipal, el Liceo Páez, la Avenida Circunvalación, la Plaza Bolívar, igualmente, generando una caos que obligaba al gobierno a dejar tranquilos a los habitantes del ya habitado barrio que con el concurso de sus oriundos logra el nombre del Saman.


Cabe destacar, que la comunidad de el Saman es la única en Portuguesa y quizás una de las pocas en Venezuela, que tiene historia propia, labrada por las adversidades para conformase como barrio, así mismo, ha sido motivo de inspiración de cantores populares, quienes le han compuesto dos canciones, una de ellas la compuso el poeta Ángel Peña, ya fallecido, y la otra es obra del dirigente vecinal de la zona Roger Trujillo.


La asociación de vecinos y un comité de pro-rescate de los terrenos, en lucha permanente tubo la necesidad de detener a los concejales, quienes en su mayoría eran de partido de gobierno (AD), ello se hizo en la propia sede del partido, denominada la “Casa del Pueblo Dr. Gonzalo Barrios”, se llevó a cabo primero de noviembre, día de las sesiones de la Cámara Municipal; nuestro único punto estaba fundado en la necesidad de resolver el problema de la tenencia de los terrenos invadidos, los vecinos se quedaron allí hasta que los concejales enmendaran el problema de propiedad de la tierra que meses atrás habían tomado para construir sus casas.


Según versiones de algunos de sus fundadores, allí se realizaron toda una serie de pactos oscuros, se dice, que eran invitados con frecuencia a negociar, por los dirigentes políticos, quienes les ofrecían muchas cosas a cambio de no continuar en la reyerta.


Los vecinos fueron firmes, se apostaron en la sede del partido blanco, llevaron sus enceres necesarios, fogones y colchonetas para pernoctar allí el tiempo que fuera necesario para resolver la situación. Dicho sea de paso, fueron apoyados por el Ministerio Publico, quien dio un pronunciamiento legal a favor de los tomistas, igualmente, algunos abogados amigos los apoyaban y argumentaban en sus escritos que tenían el derecho de permanecer en los terrenos. Debido a tanta presión, decidieron otorgar a las familias allí ubicadas las parcelas que ocupaban y darle legalidad al terreno en cuestión.


Así llego la lucha por la construcción de la escuela, fueron nueve meses de gestiones para que se iniciara la obra.


Vino luego la situación de los canales y las calles que eran una de las grandes debilidades del sector, ya que frecuentemente se llenaban de malezas huecos lo que hacían intransitables este sector.


De igual manera, el agua era deficiente, pues se contaba con una sola pluma publica para toda la comunidad, de allí que se hicieron protestas en contra de Aguas de Portuguesa, poco a poco se fueron logrando todos los servicios públicos, básicamente, agua potable y luz eléctrica para toda la comunidad.


Llegaron con el pasar del tiempo la construcción de viviendas populares en el sector, igualmente se consolidó la Urbanización El Saman, en un sector de la comunidad, sin embargo, en la actualidad, , todavía presenta notorias ausencias en cuanto a servicios sobre todo alumbrado publico, asfaltado de calles, cloacas.

La comunidad cuenta con un total de 1300 habitantes aproximadamente, quienes en su mayoría son personas humildes de escasos recursos económicos.


Actualmente la comunidad se prepara para un nuevo aniversario el primero de mayo, con ansias de seguir creciendo y consolidándose, hay proyectos de construcción de bloques para otras familias que no tienen un techo digno, es por ello que el consejo comunal y las familias organizadas en OCV de viviendas gestionan conjuntamente con las autoridades municipales todo lo referente a esas obras que vienen en beneficio de los mas necesitados, los humildes compatriotas que no tienen un lugar donde habitar.


Los problemas llegan con los años, hoy día se presenta un problema que atañe a todos los vecinos como es el desbordamiento de cloacas al curso de el canal que atraviesa la barriada, esta agua negras caen en el sector conocido como la lagunita donde se origina el problema, pero afecta con olores nauseabundos a los habitantes que habitan al lado del canal, así que la lucha continua, los dirigentes vecinales no descansan en la ardua labor que día a día desarrollan por el bienestar de la comunidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada